Autor Tema: La Caída de Rynn  (Leído 1491 veces)

Desconectado sun-fac

  • Usuario Sr.
  • ****
  • Mensajes: 378
  • Actividad:
    0%
La Caída de Rynn
« en: 04 de Julio de 2009, 00:23:50 »
Hola, unos amigos y yo nos hemos planteado hacer una campaña basada en los ehchos postariores al mundo de Rynn. El caos es que cada personaje puede ir ganando atributos y demás, para representar la evolución de estos. Bueno, ahí os dejo lo que llevamos de campaña y ya me direís que opinais.

LA CAÍDA DE RYNN

TURIN:
Los restos en llamas del Gloria de Ultramar se precipitaban sobre el mundo de Rynn, creando un falso amanecer debido a las explosiones. Todo había comenzado 3 meses antes, con un mensaje desesperado de socorro por parte de los Puños Carmesíes en el Mundo de Rynn, su planeta natal. Informaban de que los orkoz habían iniciado un WAAAAGGGHHH!!!!  Enorme y que para colmo, los sucios traidores del Caos se les habían unido, aplastando defensas imperiales conforme las encontraban a su paso.
Marneus Calgar había ordenado a Turin y otros dos capitanes la completa eliminación del WAAAAGGGGHHHH!!!! Y de los líderes de los Poderes Ruinosos. La nave Gloria de ultramar había despegado con todas las fuerzas preparadas, pero se encontraron que al salir de la disformidad, varios cañones antiaéreos estaban realizando fuego de supresión contra ella. Sus escudos deflectores no duraron mucho y pronto empezó a explotar los depósitos de combustible, destruyendo así a la venerada y anciana barcaza de los Ultramarines.
Tras la caída en el planeta los orkoz empezaron a inspeccionar la zona, buscando a los supervivientes?

BATALLA 1: Victoria Ultramarine
Aprovechando la oscuridad de la noche, Turin y otros dos Astartes consiguieron escapar del lugar del siniestro, pero lso otro siete supervivientes del mismo compartimento fueron apresados pro los orkoz y asesinados.

Rafael:
Los Templarios Negros se encontraban en Ogrys, combatiendo a unos traidores que se negaban a pagar los diezmos impuestos por el gobernador y que se habían revelado contra él, ofreciendo su planeta como base para los marines caóticos.
Rafael, que se encontraba en ese momento liderando una cruzada cerca de ese planeta, cambió su rumbo y se dirigió a hacer frente a esta nueva amenaza.
Pero con lo que no contaba era con la fuerte resistencia de los traidores?

BATALLA 1: Victoria Templaria
Los Templarios Negros de Rafael se había retirado a unas ruinas, rodeados de las tropas del caos. Esta ?fortaleza? les ayudaría a resistir mejor los ataques. Tras varios asaltos contra las puertas, y tras perder a las tropas posicionadas fuera, en los búnkeres, la puerta cedió. Los marines del Caos entraron en tropel, disparando contra sus odiados ?hermanos?. Pero con una potencia de fuego tan grande reunida en tan poco espacio, fueron arrasadas nada más cruzar el umbral. El propio Rafael se encargó de derrotar a Gordix, señor del caos de Slaneesh, bendecido con mutaciones propias de su señor, aunque al final de la batalla no se encontró su cuerpo, había escapado?

Turin:
Tras escapar de los orkoz, Turin y sus soldaods y otros supervivientes que habían encontrado, se desplazaron hasta un puesto avanzado imperial tiempo abandonado. No obstante, un paladín del caos un tanto astuto descubrió su posición, y junto al gran kaudillo Garramandíbula iniciaron un asalto.

BATALLA 2: Victoria Ultramarine

La batalla comenzó con los misiles marines volando contra las formaciones orkaz y con todos los bólteres acribillando a los orkoz que se acercaban demasiado a la ?fortaleza?. Turin abandonó la cobertura del búnker para hacer frente al kaudillo en combate singular. Con una cápsula de desembarco cayendo del cielo en busca de supervivientes y con el fuego concentrado sobre el enemigo que se acercaba, no quedó xenos alguno en pie. Turin esquivó y encajó varios golpes, pero haciendo gala de una maestría marcial muy depurada, hundió la espada en el torso del orko, cayendo este al suelo. La victoria la saboreaba ya, pero de repente, cuando se disponía a volver al campamento, unos marines del caos aparecieron por su espalda y le dispararon a traición, derribándolo. Los Ultramarines eliminaron a esta nueva amenaza y al señor del caos que avanzaba hacia ellos. Al final, el kaudillo y el paladín del caos consiguieron arrastrarse fuera de la línea de visión de los ultramarines, que estaban muy concentrados en la salud de Turin. Tras varias intervenciones médicas, consiguieron extraer los casquillos bólter y sanar las heridas de Turin, aunque no podría luchar en un tiempo, al parecer, muy corto, porque aún tenía una venganza en mente?




¿Qué os parece de momento? Si alguien quiere efectuar alguna partida y enviar los resultados los añadiría de buena gana a la trama de la historia. O simplemente comentar alguna idea para la campaña, aunque aún aguarda muchos secretos  ;)

Saludos

PD: Es la primera camapaña que realizo.
« última modificación: 04 de Julio de 2009, 00:25:43 por sun-fac »

Desconectado sun-fac

  • Usuario Sr.
  • ****
  • Mensajes: 378
  • Actividad:
    0%
Re: La Caída de Rynn
« Respuesta #1 en: 06 de Julio de 2009, 23:12:21 »
Turin y Rafael:

Tras redirigir su cruzada, Rafael llegó al planeta Rynn, dónde los defensores libraban un feroz batalla contra los orkoz que se acercaban. Rafael y varios de sus marine descendieron en cápsulas a la ciudad más cercana, donde se reunieron junto a sus camaradas marines para repeler el asalto. Pero en realidad no eran los orkoz su peor enemigo, sino ellos mismos...

BATALLA 3: Victoria Templaria y Ultramarine

Tras haberse posicionado en las murallas exteriores, unas siluetas de fuego rasgaron el cielo. Varios proyectiles superpesados acribillaban las defensas imperiales. Los templarios de la nave se había revelado contra su capitán Rafael y ahora servían a los poderes ruinosos. Las bombas hicieron saltar piedras y servoarmaduras por igual. Cuando cesó el bombardeo, más puntos luminosos llenaron el cielo. Eran más cápsulas de desembarco. A pesar del factor sorpresa, Turin y Rafael combatieron codo con codo y su fe en el Emperador hizo retroceder a los marines traidores cuando aterrizaron. Ni siquiera los señores del caos de Nurgle fueron capaces de detenerlos y tuvieron que batirse en retirada. Rafael eliminó a uno de ellos en combate, mientras que Turin descuartizaba a un escuadrón de motos y otra escuadra de poseídos. Las tropas posicionadas en una torre repelieron a los rapaxes cuando intentaron sorprenderlos por retaguardia. El combate duró poco y al final los marines leales consiguieron alzarse victoriosos, y sin sufrir casi pérdidas. Pero la batalla no había hecho más que comenzar.