Autor Tema: Campaña de Hispard  (Leído 3007 veces)

Desconectado zadeus

  • Señor de los Perros de la Guerra
  • Usuario Completo
  • ***
  • Mensajes: 216
  • Actividad:
    0%
  • Señor del Caos
Campaña de Hispard
« en: 28 de Septiembre de 2009, 17:37:43 »
Prólogo de la Campaña

Bajo la capa de tierra estéril de la Luna Mayor, la mas grande de las dos lunas del planeta imperial Hispard, se oculta una biblioteca enorme llena de tratados de magia negra, convocacion de demonios del inmaterium y rituales de maldición, entre otros objetos arcanos usados por la antigua secta que gobernaba la luna bajo la superficie.

La Luna lleva dos mil años sin ver una sola criatura viva, tras haber sido devastada por la guerra. Una raza alienigena de origen desconocido asaltó el planeta y la luna, aniquilando toda forma de vida. Las tropas leales del planeta y de Luna Menor sobrevivieron y exterminaron la amenaza, pero en la Luna Mayor no tuvieron tanta suerte y todo fue devastado antes de que se completara la reconquista.

En estos 2000 años desde que se inició la purga y la cuarentena se ha estado vigilando, y es ahora cuando una compañia de batalla de los cicatrices blancas, sirviendo un viejo pacto con la inquisicion, investiga las ruinas de la Luna. Tras semanas de tranquila investigación algo se agita entre las montañas tras abrir una compuerta al subsuelo bajo edificios devastados.

Una flota sin identificar se aproxima rápidamente al planeta.

Antiguas criaturas despiertan de su milenaria hibernación.

Por toda la Luna los cicatrices blancas y las tropas de la inquisicion son atacados.

Los informes son contradictorios. unos hablan de ataques de fuerzas alienigenas, otros de asaltos de marines espaciales traidores. El Capitán de la Compañía quiere desvelar la verdad, y se dirige al puesto 305, donde se encontró la compuerta de acceso a la biblioteca, y con el cual se ha perdido el contacto.



Batalla 1 - La puerta de Luna Mayor

Tras el despliegue, los tres ejércitos avanzaron hacia el centro. Las fuerzas imperiales y los marines traidores se centraron en disparar a la horda tiránida que se aproximaba desde el norte. El Líder de Progenie y su poderosa escolta se parapetaban tras el edificio del objetivo esperando el momento para lanzarse al ataque.





Los marines del caos avanzaron rápidamente contra los Tiránidos flanqueando a los genestealers, asaltándolos y bloqueándolos con el Dreadnought y los Berserkers, y acabando finalmente con todos salvo su líder. Los Rhinos avanzaron a toda velocidad hasta estrellarse contra las filas enemigas para ser destruidos, uno por las armas alienígenas y el otro por un cañón láser del Dreadnought leal cuando intentaba arroyarlo, y los Marines tácticos traidores se mantuvieron en retaguardia disparando a todo el que podían alcanzar. Los Hormagantes Tiránidos avanzaron y traspasaron el objetivo, aniquilando una pequeña unidad de Marines del Caos, pero ganaron demasiado rápido y fueron pasto de los lanzallamas del Caos.







Los Marines Leales se enfrentaron a largo alcance a las tropas de élite tiránidas, sin mucho exito al principio, pero a la larga acabaron con los Guerreros Tiránidos, y emplearon los lanzallamas para eliminar a los Enjambres Devoradores.El Líder de Progenie combatió duramente todo lo que le lanzaron, incluyendo al comandante del Caos, hasta que la última escuadra de Marines Espaciales del Caos vengó a su comandante y lo rescató, teleportándolo inconsciente y malherido a la nave insignia de la flota, al puente de mando de la Wardog, frente a su Señor.







Al final, tras un combate a tres bandas entre el Tirano de Enjambre, la escuadra de asalto de los Cicatrices Blancas y la última escuadra de Marines del Caos, alcanzaron la victoria los Marines Espaciales Leales, que superaban al resto en número y potencia, pese a sobrevivir la enorme maquina de combate Tiránida por muy poco.





Resultado de la batalla 1: Victoria de los Cicatrices Blancas
« última modificación: 28 de Septiembre de 2009, 17:56:20 por zadeus »
No temas morir en mis manos, ni por el peso de las orugas de mis tanques, la muerte, para los que se enfrentan a mi, es solo el principio...

Desconectado Milú el Bárbaro

  • Miembro de la H.J.T.A. y fan del Ratalona B.C.
  • Usuario Héroe
  • *****
  • Mensajes: 6.073
  • Actividad:
    0%
  • Adorado sea el Pagellus bogaraveo
    • La ciudad de Guttburgo
Re: Campaña de Hispard
« Respuesta #1 en: 01 de Octubre de 2009, 20:46:57 »
Me ha gustado la escenografía de lego. Cuando tengo más tiempo, leeré todo y te comentaré
COMPAÑÍA FIMBULVETR
(¡Con fotos de mis miniaturas pintadas!)

PD: Âîò óðîäû...


Desconectado Silvao

  • Usuario Héroe
  • *****
  • Mensajes: 516
  • Actividad:
    0%
Re: Campaña de Hispard
« Respuesta #2 en: 12 de Octubre de 2009, 15:46:55 »
lego dice... Hay, esta juventud que no distingue el lego del auténtico TENTE. Jejeje

Desconectado bragg

  • Usuario Héroe
  • *****
  • Mensajes: 938
  • Actividad:
    0%
  • La manada para el lobo,El lobo para la manada
Re: Campaña de Hispard
« Respuesta #3 en: 12 de Octubre de 2009, 16:19:28 »
Muy buena la historia y muy lograda la escenografia jejeje aunque lo mejor la estatua del coloso de rodas (el pie y la sandalia) y se nota que es tente en que los pivotes que sobresalen tienen un agujero y en lego nop :D
El sonido más funesto para un seguidor del caos es el aullido del lobo, sólo teneís que arrepentiros y se os concedera una muerte rapida

Desconectado Milú el Bárbaro

  • Miembro de la H.J.T.A. y fan del Ratalona B.C.
  • Usuario Héroe
  • *****
  • Mensajes: 6.073
  • Actividad:
    0%
  • Adorado sea el Pagellus bogaraveo
    • La ciudad de Guttburgo
Re: Campaña de Hispard
« Respuesta #4 en: 12 de Octubre de 2009, 16:34:50 »
Pal caso patatas
COMPAÑÍA FIMBULVETR
(¡Con fotos de mis miniaturas pintadas!)

PD: Âîò óðîäû...


Desconectado Thorin-Trenzarroja

  • VIII Jauria y miembro de la H.J.T.A.
  • Usuario Héroe
  • *****
  • Mensajes: 1.654
  • Actividad:
    0.67%
Re: Campaña de Hispard
« Respuesta #5 en: 15 de Octubre de 2009, 20:00:54 »
¡¡¡¡UUUUYYYYY!!!!! Lo que Milú ha dicho del TENTE  :'( :'(
Tantos años, tantas piezas, tanto por inventar para que ahora sean PATATAS!!! :o

Yo tambien uso de escenografia la torre del Battlemaster.
A destacar el genestealer dando amor al poseido ;)

¡Maldita sea, acabaré comprándome el libro! ¡Y no debería!

Desconectado zadeus

  • Señor de los Perros de la Guerra
  • Usuario Completo
  • ***
  • Mensajes: 216
  • Actividad:
    0%
  • Señor del Caos
Re: Campaña de Hispard
« Respuesta #6 en: 17 de Octubre de 2009, 22:40:15 »
bueno, despues de un tiempo sin postear por falta de tiempo, mañana la segunda partida de la campaña, si puedo por la noche pondré el resumen, pero puedo ir adelantando que será entre Guardia Imperial de Catachán y Marines del Caos, y que la escenografia sera mas singular, pues sera despues de comer en chalet de un amigo (cajas de comida, botellas, ceniceros, etc, etc.) y ya tengo preparada la intro de la partida, pero lo pondré todo junto.

Y sí, es TENTE, estube una hora intentando que cuadrara.
Y sí, lo mejor el coloso, un poco oxidado y tal, pero es lo mejor ;D.

Por cierto, el LandRaider Cruzado y el Leopard eran tambien escenografía porque son proyectos a medio terminar
¿Y nadie se ha fijado en el Optimus Prime del año de la picor? Le tengo demasiado cariño para transformarlo

Hasta pronto 8)
« última modificación: 17 de Octubre de 2009, 22:47:53 por zadeus »
No temas morir en mis manos, ni por el peso de las orugas de mis tanques, la muerte, para los que se enfrentan a mi, es solo el principio...

Desconectado zadeus

  • Señor de los Perros de la Guerra
  • Usuario Completo
  • ***
  • Mensajes: 216
  • Actividad:
    0%
  • Señor del Caos
Re: Campaña de Hispard
« Respuesta #7 en: 05 de Diciembre de 2009, 15:50:15 »
-La Puerta se abre.

El Señor Inquisidor ordenó a sus hombres abrir la puerta que tanto mal había causado. Cerca de allí, los Cicatrices Blancas bajo las órdenes de su Capitán limpiaban el campo de batalla, rematando a los Tiránidos y a los Marines renegados supervivientes y amontonándo sus cuerpos en una improvisada pira. Los Marines leales heridos eran transportados a un hospital de campaña instalado a unos doscientos metros más allá.

Dos escuadras de tropas de asalto y cinco Marines se apostaron entre las ruinas del edificio que protegía antaño la puerta. Nadie habia pisado aquel suelo en dos mil años, pero ahora iba a ser descubierto el contenido de la biblioteca. Si podia ser destruida toda prueba de su existencia, se haría, aunque tubieran que reducir cada piedra de Luna Mayor a polvo. Un voluntario se arrodilló junto a la puerta. Ya habia sido abierto el sello mágico que mantenía la puerta cerrada, ahora sólo había que girar la rueda y estirar.

El soldado giró la rueda lentamente, demasiado lentamente pensaba el Inquisidor, y justo cuando todos escucharon el siseo de descompresión, la puerta salió despedida, cayendo junto a la pira de cuerpos. Por sorpresa para todos, algo salió del agujero que había dejado la gruesa puerta y habia atravesado el cráneo y el casco del soldado con una de sus afiladas garras. En cuestión de milésimas, atravesó al más cercano con otra garra, y cuando empezaron a disparar a la criatura puso los cuerpos de los guardias a modo de escudo. El Inquisidor lanzó un conjuro que lanzó a la criatura por los aires y salió del recinto, justo cuando una granada caía a su lado. La explosión resultante dejó a todos aturdidos, pero los Marines saltaron hacia la bestia, cruzando por encima de la abertura en el suelo, justo cuando ocho criaturas más gruesas emergían de ella.

Los ocho Genestealers destriparon a los Marines y a la mitad de los soldados de asalto antes de ser neutralizados por los disparos de los laser sobrealimentados y los lanzallamas. La primera criatura, que todos juraron que parecía una figura femenina con varias garras a la espalda, había escapado.

El Inquisidor decretó que Luna Mayor debía ser investigada, pues necesitaban saber como habían llegado alli esas criaturas, y como habian sobrevivido dos mil años encerradas. Pero los Perros de la Guerra lanzaron un contraataque por sorpresa a las tropas del Inquisidor mientras terminaban de purificar la zona. El Gran Perro sabía que el Inquisidor comandaba las fuerzas imperiales, y su muerte desmembraria temporalmente la cadena de mando y otorgaría una oportunidad de oro para recuperar la iniciativa y conquistar Hispard desde Luna Mayor. Las fuerzas del Inquisidor no eran, sin embargo, solo soldados inquisitoriales, un gran grupo de Hermanas de Batalla les acompañaba.

Nota: (Las Hermanas de Batalla están representadas por Catachanes y Marines, porque aun no tenemos el Codex de la Guardia, pero sí el de los Cazadores de Brujas)





Despliegue





El despliegue muy simple y rápido. Dos tropas de linea de cada ejército, dos escuadras enormes de hermanas y dos de marines del caos, una de ellas en Rhino.
Quedamos en tener dos objetivos: destruir unidades completas o hacerlas huir (1 punto) y tomar el centro (2 puntos)

Turno 1









Las tropas del Caos avanzan en línea recta hacia el único objetivo central, con gran cuidado de no ponerse a tiro, pues la proporcion de tropas era ahora mismo 2:1 en su contra, y la sangre del Caos era muy valiosa.

El turno de las hermanas fue algo parecido, sólo que intentando tener a los Marines a tiro, conscientes de su ventaja.

Turno 2









Llegan los primeros refuerzos del Caos, en la forma más pesada que podían llegar. El Príncipe Demoníaco Gilgast y el dreadnought Tarrax el Destripador. Su rivalidad ancestral provoca que Tarrax dispare una salva de advertencia a Gilgast, que rebota contra su armadura. De nuevo avanzan los Marines hacia el centro, y el Rhino cargado de Berserkers de Khorne se la juega avalanzandose contra el objetivo con la esperanza de sobrevivir.






Los refuerzos de las Hermanas son incluso más contundentes que los de sus rivales. La escuadra de la Palatina Sor Presa (la cual es la única miniatura del ejercito de las Hermanas de Batalla como tales sobre la mesa) llega por el centro de la línea de ataque, y el Basi...esteeeee...El Exorcista llega repartiendo candela, destrozando el Rhino de los Marines de Khorne. una vez fuera de su covertura blindada, las dos escuadras de Hermanas desintegran a los Marines en cuestion de segundos con sus precisos bolter.
No temas morir en mis manos, ni por el peso de las orugas de mis tanques, la muerte, para los que se enfrentan a mi, es solo el principio...

Desconectado zadeus

  • Señor de los Perros de la Guerra
  • Usuario Completo
  • ***
  • Mensajes: 216
  • Actividad:
    0%
  • Señor del Caos
Re: Campaña de Hispard
« Respuesta #8 en: 05 de Diciembre de 2009, 15:57:46 »
Turno 3






Mientras las fuerzas del Caos tratan de recuperarse del golpe, las Hermanas toman el centro del campo de batalla, y no están dispuestas a ceder ni un centímetro, y el único refuerzo es la escuadra del Gran Inquisidor, Thanson.

Turno 4:










Galgar, el Capitán de la 5ª Compañía entra en escena, acompañado de su escuadra de aniquiladores, armados con cuatro rifles de plasma y montados en un rhino, que inmediatamente avanza y desembarca para apuntar a una escuadra de línea de Hermanas. El misil disparado por la escuadra de linea del caos atraviesa el compartimento de la municion del Exorcista y en una gran explosión es destruido. Los tres líderes del ejercito de los Perros de la Guerra, enviados especialmente por Sheikarr, su Comandante, se reunen para realizar un ataque conjunto. El espacio real se distorsiona cerca de ellos. A una orden del Inquisidor, el ejército avanza y acaba con varios Marines más.

turno 5











La fuerza de los Perros corre hacia sus enemigos disparando sus pistolas bolter haciendo caso omiso de la potencia de fuego del enemigo. El único que se aparta del ataque y rodea el "bosque encantado :)" es el Dread, que espera pacientemente un objetivo más jugoso. Junto a los restos humeantes del Rhino empieza un brutal combate que no tendrá fin hasta que uno de los dos bandos caiga derrotado. Mientras las fuerzas del Imperio corren a unirse al combate por el objetivo con la Fe en el Emperador por escudo, la escuadra de aniquiladores realiza una descarga y casi destruye una escuadra entera que se esconde tras las protecciones de la vieja carretera, vengando a los compañeros que se han quedado atras.

No temas morir en mis manos, ni por el peso de las orugas de mis tanques, la muerte, para los que se enfrentan a mi, es solo el principio...

Desconectado zadeus

  • Señor de los Perros de la Guerra
  • Usuario Completo
  • ***
  • Mensajes: 216
  • Actividad:
    0%
  • Señor del Caos
Re: Campaña de Hispard
« Respuesta #9 en: 05 de Diciembre de 2009, 16:05:52 »

turno 6















El Dread encuentra a su presa, la escuadra de mando de las Hermanas, y la acecha tras el bosque y asalta, cogiendelas por sorpresa. El Rhino de los Aniquiladores acelera y traspasa la valla para unirse a su escuadra y sumar el fuego de sus bolter al ataque. El combate central está muy poco igualado, y las Hijas del Emperador son masacradas con dureza por las tropas de los Perros. Pero no todo está perdido, los Bolter santificados arrasan a los Marines que no estan combatiendo en el centro mientras ellos mismos siguen avanzando y asesinando Hermanas de Batalla.

Turno 7









El combate sangra a los dos ejércitos, pero el Inquisidor por fin se une al combate. Los aniquiladores son derrotados por el fuego combinado de las supervivientes, no sin antes llevarse una ultima salva fúnebre que elimina a varias de las suyas. El Gran Inquisidor, demostrando su valía en su oficio, extermina a Gilgast, y lo envía a lo más profundo del espacio disforme.

Turno 8








Con un brutal contraataque de las tropas de Galgar, las tropas del Inquisidor son prácticamente aniquiladas, pero a Thanson le quedan argumentos suficientes como para enviar al Capitan Galgar con su demoniaco camarada, y lo atraviesa con su arma psiquica. La Palatina Presa no logra derrotar al poseido dread, y sucumbe a su fuerza mecanica. Sin líderes, las Hermanas están desorientadas, pero siguen luchando hasta el final. Su final.

FIN




Vencedores (o supervivientes) Los Perros de la Guerra, con 2 puntos por tomar el centro y 6 por eliminar unidades, a cambio de 5 puntos de eliminacion para las Hermanas. Muy ajustado. En realidad la única razon de la victoria del Caos fue la falta de apoyo antitanque, aunque creo que los herederos del inquisidor aprenderan de sus errores.

Epílogo

Los augures del planeta a las órdenes del Rey Arton de Hispard no eran conscientes de lo que ocurria a su alrededor. Desconocian lo sucedido en la Luna Mayor, la llegada de tropas del Caos y la liberacion de su antiguo enemigo. El Capitán de los Cicatrices Blancas envió un mensaje advirtiendo del peligro al rey de Hispard para que enviara refuerzos a Luna Mayor, pero fue ignorado. Los subditos del Inquisidor buscaron su cuerpo, pero no logran localizarlo. Se le supone muerto, y deben elegir un nuevo lider contra las fuerzas de las tinieblas. Fees Ter, acólito preferido por Thanson, fue el elegido para ascender a Inquisidor según el testamento de su antecesor. Con las hermanas de batalla practicamente aniquiladas y las tropas de asalto repartidas por la superficie de Luna Mayor un ataque a Hispard sería nefasto. Por ello decidió eliminar la biblioteca hasta los cimientos y abandonar el satelite, reuniendo sus tropas en las naves.

De los Perros de la Guerra nada se sabía, ni su motivo para asaltar Hispard justamente ahora, ni sus fuerzas reales ni si tenían aliados cerca.

Un miembro del séquito heredado por Fees Ter fue enviado al palacio real, pero se perdió la comunicacion en cuanto atravesó la atmosfera del planeta. Algo raro ocurría. El Rey Arton siempre fue extremadamente fiel  al Imperio, y su hijo, el Principe Heredero Jaun, que había luchado contra hordas de pieles verdes en Armageddon y contra las tropas del Caos en Cadia, era si cabía más fiel aún. No debían ser ellos quienes gobernaran el planeta. Jaun aún no debía haber vuelto de la campaña de Malster.

Pero aún no estaba todo dicho. Lo peor de la guerra estaba por llegar.
No temas morir en mis manos, ni por el peso de las orugas de mis tanques, la muerte, para los que se enfrentan a mi, es solo el principio...

Desconectado Darius

  • Usuario Héroe
  • *****
  • Mensajes: 1.503
  • Actividad:
    0%
  • The Happy Setita has a nuke!
    • Asociacion tarasu bilbao
Re: Campaña de Hispard
« Respuesta #10 en: 06 de Diciembre de 2009, 22:29:20 »
yo todavía me sorprendo cuando descubro gente con tan buen conformar al jugar...

Desconectado zadeus

  • Señor de los Perros de la Guerra
  • Usuario Completo
  • ***
  • Mensajes: 216
  • Actividad:
    0%
  • Señor del Caos
Re: Campaña de Hispard
« Respuesta #11 en: 15 de Enero de 2010, 01:27:34 »
-La paz antes de la tormenta

El Principe de Astur, el buque insignia del Primer Regimiento de Hispard, apareció sin previo aviso desde la Disformidad cerca de Hispard. La flota que se envió a luchar en el Imperio, que constaba de dieciocho navios de fabricacion hisparda se habia reducido a cinco, y todos tenian daños estructurales de algun tipo. Enviaron mensajes al planeta, pero permanecía en silencio, no habia ninguna respuesta.

Los escaneres del Principe detectaron varias naves ajenas al sistema, y enviaron un mensaje similar a los anteriores, advirtiendo de su llegada. El Capitán Khum de los Cicatrices Blancas y el Gran Inquisidor Fees Ter respondieron al mensaje, citando al Principe Heredero Jaun y Comandante del Primer Regimiento y del Primer Ejercito de Hispard a reunirse con ellos en la Barcaza de Batalla de los Marines.

Al llegar al puente de la barcaza, la bienvenida fue sombría.

-Bienvenido, Principe Jaun. - dijo sécamente el Inquisidor.

-Bienvenido, Hijo de Arton. - siguió el enorme capitán - Espero que entre todos podamos decidir qué hacer para contactar con Hispard. Pero antes le debo poner en antecedentes, majestad. Luna Mayor a sufrido un Exterminatus, pues abrimos a pesar nuestro la vieja biblioteca, y dentro habitaba un mal desconocido.

-Ese mal es de origen alienígena, intuyo que del mismo órden que los enjendros que dominaron el satélite y amenazaban con conquistar el sistema entero hace ya dos mil años. - interrumpió el Inquisidor

-El origen de estas criaturas parece Tiranido, pero mis hombres y los pocos testigos supervivientes afirman haber visto una figura femenina, que fue la primera criatura que salió a traves de la puerta. Pero eso no es todo.-continuó Khum

-Sabemos que el Caos acecha cerca. Las fuerzas del Caos tambien nos ha atacado. por lo visto tambien querian penetrar en la biblioteca. En la batalla posterior a la apertura de la puerta, las fuerzas de los Perros de la Guerra aniquilaron a mi maestro, el Inquisidor Thanson, y a gran parte de las Hermanas que nos acompañaban.

-Señores, -interrumpió ahora Jaun- si nadie se comunica con nosotros es porque mi padre ha fallecido y no se me ha informado. A lo visto han cortado las comunicaciones, pero conozco a mi gente, sé que son leales a la realeza, y ningún usurpador conseguirá detener una insurrección, pero hay que empujarles un poco a ello. Enviaré a algunos de mis hombres en misión especial: recojer datos de la situación y restablecer la comunicacion con la superficie. Conozco al hombre ideal, el Coronel Manul Garcis. El ya era un heroe antes de salir de su pueblo, y ha sido mi mentor y consejero en batalla y fuera de ella. Confío plenamente en el. Desembarcará cerca de Alergen, su pueblo natal, y desde allí localizará al enemigo de Hispard y nos informará de todo. Ordenaré a mis hombres que se preparen. Mientras no tomemos una cabeza de playa en el planeta, prefiero que sus tropas se mantengan a la espera. No sabemos si las fuerzas de los Perros de la Guerra nos atacarán durante el asalto. Necesitamos reunir Hispard bajo una bandera, y prepararnos para defendernos del enemigo, tanto el traidor como el alienigena. -concluyó

Fees Ter parecía aliviado.

-Principe Jaun, -dijo- parece ser un hombre honesto, leal al sagrado Emperador y fuerte de conviccion. Éste es su planeta, es su plan de batalla y son sus hombres los primeros que arriesga. Puede sentirse orgulloso. Mis tropas están a su disposición en este conflicto.

-Sí, -dijo el capitán Khum- su padre debe estar orgulloso, allí donde esté, en éste mundo o en el otro. Mis hombres y yo lucharemos por usted, igual que hicimos en Cadia contra los Hijos de Horus.

-En este momento -finalizaba Jaun, arrimando la mano a su afilado cuchillo de combate- propongo firmar con sangre la unidad imperial, demostrada en éste acto, y que el Emperador nos proteja y nos apoye en éste momento de dolor y lucha -el resto de los presentes asintió en señal de aprobacion, sacando las manos de las protecciones y acercándolas al cuchillo del Príncipe.- Por el Emperador y por el Imperio.

Jaun, Fees Ter y Khum cerraron las manos, la sangre se deslizó por el cuchillo y cayó en la mesa, sellando el pacto de unidad en la órbita de Hispard. La batalla se avecinaba, pero los tres hermanos de pacto lucharían por Hispard y sus habitantes, eliminando al enemigo.



Mientras, la superficie devastada de Luna Mayor empezaba a temblar y desquebrajarse, como si algo quisiera salir de debajo de la tierra.
No temas morir en mis manos, ni por el peso de las orugas de mis tanques, la muerte, para los que se enfrentan a mi, es solo el principio...